domingo, 30 de diciembre de 2012

¡SONRÍE Y CREA UN MUNDO MÁS FELIZ!



¿Te has dado cuenta de la reacción que provocas cuando te paras frente a alguien con una enorme y radiante sonrisa? A menos que la persona sea un apático, amargado de la vida (¡que abundan en realidad!), la reacción consecuente es que te responda de igual forma: con una enorme y hermosa sonrisa.
            Esto, mis queridos amigos y lectores, no es más que la misma naturaleza poniéndose en acción. Cuando estamos alegres, rebosantes de alegría y vamos por la vida irradiando nuestra dicha es casi inevitable que llamemos la atención de la gente y que, o bien nos volteen a ver como si fuéramos unos locos o terminen por esbozar una sonrisa en sus rostros y contagiarse de esa felicidad.
            El mundo es un lugar hermoso, donde todas las posibilidades pueden realizarse, si logramos hacerlo, no es más que la consecuencia de nuestro trabajo y el empeño que ponemos en luchar por conquistar nuestros sueños y alcanzar el éxito. Sé también que existen cosas negativas, circunstancias desagradables que nos cimbran desde las fibras más profundas del Ser pero, ¿sabes qué? AFORTUNADAMENTE TENEMOS LA FACULTAD DE ELEGIR EN QUÉ QUEREMOS ENFOCAR NUESTRA ATENCIÓN. Podemos concentrar nuestra energía en lo negativo o enfocarnos en lo positivo y luchar por crear un mundo mejor.
            Una manera simple de cambiar el mundo cada día es simplemente sonreír. ¡SONREÍR, SONREÍR Y SONREÍR! Cuando sonríes de manera constante, aun cuando tu estado de ánimo no está en consonancia, el simple hecho de hacerlo genera en ti una serie de asociaciones que, créelo o no, terminarán por ponerte de buen humor y llevarte un estado de ánimo de alegría y dicha. El estar de buen humor genera en ti una actitud positiva y cuando estás en ese estado, TODO ES POSIBLE.
            Otra de las razones por las que sonreír ayuda a crear un mundo mejor es que los seres humanos poseemos en nuestro cerebro un cierto tipo de neuronas llamadas “NEURONAS ESPEJO”. Estás neuronas son llamadas las “neuronas de la empatía” y son las responsables del desarrollo de algunas funciones como la imitación, la empatía misma, el lenguaje, la memoria y la autoimagen. Dichas neuronas se activan cuando vemos a una persona realizar alguna acción y de manera refleja lo imitamos. De ahí que cuando ves a alguien entristecerse y a punto de soltar el llanto, tu rostro mismo adopta la mueca de tristeza, o cuando ves a alguien molesto “con justa razón”, empatizas y muestras el enojo en tu cara. Consecuentemente, cuando ves a alguien llegar con una tremenda sonrisa, quizás te desconcierte de entrada, pero tu reacción será: ¡SONREIR!
            Así que ya lo sabes
SI QUIERES EMPEZAR A CAMBIAR Y CREAR UN MUNDO MEJOR, COMIENZA POR SONREIRLE A LA VIDA.
Además, para mis queridas amigas, no hay mejor maquillaje que una enorme y radiante sonrisa.
Crea un mundo mejor y reparte sonrisas. Comparte este post en FACEBOOK, dale “ME GUSTA” y sígueme por TWITTER

            Recuerda:
“La sonrisa es una verdadera fuerza vital, la única capaz de mover lo inconmovible”. Orison Swett Marden (1850-1924)


¿Ya sonreíste el día de hoy? ¡Hasta mañana y se Feliz!

Escrito por: Tonathiu Estrada
Domingo, 30 de diciembre del 2012
Guanajuato Capital, México

2 comentarios:

  1. Si. En ocasiones se nos olvida sonreir. Si tenemos presente este consejo lograremos sintonizar nuestro estado de ánimo a otro "de empatía".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡GRACIAS! por comentar. Recordemos siempre sonreír.

      Eliminar

Deja tus comentarios, saber lo que piensas es muy importante para mejorar continuamente.