miércoles, 2 de enero de 2013

ATREVETE A DAR EL PRIMER PASO


"Un viaje de mil millas comienza con el primer paso" Lao Tsé. Ahora que estamos de “inicios”, con los objetivos frescos y con toda la motivación para convertir en realidad nuestras metas, hablemos de dar el primer paso.
Es una generalidad que nuestras vidas transcurran siempre entre el tedio de la rutina y la esperanza de ver nuestros sueños cumplidos. La esperanza de un futuro mejor, de mejores circunstancias, suele ser el motor y aliciente para tolerar la negatividad y pesadez de un mundo, que muchas de las veces, nos sofoca y oprime con su cotidiana apatía. Vemos el tiempo escurrirse con nuestros sueños por la coladera de la angustia, desesperados por no poder hacer nada para cambiar nuestra suerte; el trabajo es necesario y urge encontrar “lo que sea” que asegure un ingreso para satisfacer las necesidades; el Gobierno que no se aplica y da más oportunidades; el dinero que no alcanza para pagarse una buena preparación y aspirar a un mejor puesto de trabajo…

¡PRETEXTOS!

            La verdad es que a estas alturas, ya todos tenemos muy claro que para poder cambiar nuestras circunstancias debemos primero cambiarnos a nosotros mismos. Somos en verdad Seres con un potencial ilimitado y el poder de crear el mundo que deseamos vivir está en nuestras manos.
            El problema sigue siendo que no somos capaces de decidirnos a emprender acción y, precisamente, dar el primer paso. Hemos de tener bien presente que en la vida es necesario tener un objetivo, una meta o misión pero que la felicidad no es solamente alcanzarla, sino la satisfacción de convertirnos en algo mucho más grande, más bello y mejor de lo que somos ahora en el proceso de llegar. Con cada pequeña meta que logramos nos transformamos, nos reconstruimos.
            Puede ocurrir que en algún punto del camino, las dudas o la angustia se apoderen de nosotros y nos sintamos un tanto “a la deriva” al ver nuestro objetivo en la lejanía. Ya hablé un poco de este tema en el post “CÓMO MANTENERSE MOTIVADO ANTE UNA META APARENTEMENTE LEJANA” y hoy te daré un consejo más.
            Imagina que tienes que hacer un viaje nocturno muy largo por una carretera poco transitada y sin alumbrado. El único medio con el que cuentas para iluminar tu camino son los faros de tu vehículo que solo te permiten ver algunos metros adelante. Quizás sientas temor, pero no puedes detenerte, no puedes ver el final del camino pero sabes que al menos puedes ver aquello que está inmediatamente “a la vista”. Y por sobre todo, TIENES QUE CONFIAR EN TI MISMO, en que serás capaz de lograrlo, que no importa lo oscuro y largo que sea el camino, sabes que tienes el poder de avanzar “tramo por tramo”. Es como el alpinista que decide escalar una alta cumbre, no pude echarse para atrás y no sabe cuándo llegará, solo sabe que debe seguir paso a paso.
            Cuando decidimos emprender el camino hacia la consecución de una meta no sabemos cuándo hemos de llegar pero sí que llegaremos, no sabemos cuántos pasos habremos de dar pero si sabemos que:

“TODO INICIA CON DAR EL PRIMER PASO”

Debes vencer la inercia del fracaso, ¡levantarte y andar!, atreverte a emprender esta hermosa y maravillosa jornada que es tu propia vida, dar el primer paso en este magnífico viaje que es la conquista de tu felicidad.
           
            Comparte conmigo la alegría de ver como cada vez más gente se nos une en esta cruzada por la SUPERACIÓN Y EL DESARROLLO PERSONAL PARA ALCANZAR EL ÉXITO. Dale “ME GUSTA”, comparte y hazte fan en FACEBOOK, visita mi página de Twitter: @ALCANZARELEXITO y complementa tu día con motivantes frases de éxito, abundancia y felicidad.
            Recuerda:
"Se alcanza el éxito convirtiendo cada paso en una meta y cada meta en un paso." Cortéz, C.C.

¿Has dado ya el primer paso hacia tu Felicidad? ¡Hasta mañana!

Escrito por: Tonathiu Estrada
Miércoles, 02 de enero del 2013
Guanajuato Capital, México

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Deja tus comentarios, saber lo que piensas es muy importante para mejorar continuamente.