jueves, 28 de febrero de 2013

MANTENTE ENFOCADO




            Nadie está exento de toparse todos los días con alguna persona para la cual todo cuanto ocurre en el mundo es una “porquería”, su estado permanente de disgusto y su insistencia por quejarse la convierte en un ser del cual lo único que quieres es alejarte.

            La actitud con que enfrentas las circunstancias de la vida es la carta de triunfo cuando te encuentras entre la victoria o la rendición de tus objetivos. Cuando todo puede parecer perdido es tu actitud la que puede rescatarse del más oscuro panorama e iluminarlo todo con la luz de la esperanza.

            ¿Es difícil mantenerse optimista? No, no lo es. Lo difícil para algunos sea quizás encontrar una razón para serlo. Aquí es donde reside la importancia de tener un plan de vida estratégico bien trazado, tener una visión y meta clara de aquello que deseas obtener y hacia la cual has de encaminar tus esfuerzos cotidianos.

            Si la gente no es optimista no es porque no existan razones para serlo, de hecho el mundo está repleto de motivos para levantarse todos los días con una sonrisa y un cosquilleante entusiasmo ante la novedad y las cosas maravillosas que pueden suceder, sino por no tener la capacidad de enfocarse en lo positivo y decantar la negatividad para dejar que se mantenga a flote sólo lo bueno y positivo  o, peor aún, por no tener un objetivo en el cuál enfocarse.

            ¿Que la adversidad y la tragedia también se pueden presentar?, por supuesto, el sufrimiento es parte de la vida e incluso necesario para darnos algunas lecciones y “suavizar” nuestro Ser, pero siempre has de tener el poder de enfocarte y decidir en qué quieres poner tu atención e intención.

             La adversidad puede tener el poder de destrozarnos y sumirnos en el lamentable estado de la depresión sólo si nosotros se lo permitimos y si no tomamos acción para ejercer un cambio consciente en las circunstancias que nos pueden estar aquejando.

            Las oportunidades, el éxito, la felicidad, la abundancia, la riqueza, la paz, el amor, todo eso está ahí afuera en el mundo, esperando a ser reclamado por quienes tengan el valor de luchar por alcanzarlos y conquistarlos cada día.

            No pierdas de vista tus objetivos, refuérzalos de manera constante, no te desvíes ni divagues. No te estoy hablando de obsesionarte, hay que disfrutar el camino y observar el paisaje, te estoy invitando a que simplemente te mantengas enfocado.

            Reflexiona este breve dialogo:
           
"- ¿Podrías decirme, que camino he de tomar para salir de aquí?   Preguntó Alicia.
- Depende mucho del sitio a donde quieras ir - contestó el Gato.
- Me da casi igual dónde - dijo Alicia.
- Entonces no importa qué camino sigas - dijo el Gato"

Lewis Carroll, del libro: "Alicia en el País de las Maravillas"

¡Enfócate! ¡Hasta mañana!
           

Escrito por: Tonathiu Estrada
Jueves, 28 de febrero del 2013
Guanajuato Capital, México

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Deja tus comentarios, saber lo que piensas es muy importante para mejorar continuamente.