sábado, 2 de marzo de 2013

APRENDE A CONTROLAR TUS EMOCIONES


CONOCE Y DOMINA TUS EMOCIONES


            Las emociones son la manifestación de una de nuestras cuatro mentes y la más rápida de las mismas: LA MENTE EMOCIONAL. Antes de que seamos capaces de reflexionar y discernir con calma algún evento impactante, nuestras emociones ya están en funcionamiento y, en la mayoría de los casos, reaccionando al estímulo sin darnos la oportunidad determinar cuál sería la mejor manera de hacerlo.

            A todos nos ha ocurrido ser objeto de alguna injuria, injusticia o hecho de tal naturaleza que despertó en nosotros una reacción emocional imposible de detener. Ya alguna vez fuimos presa de las emociones y hecho o dicho algo de lo cual posteriormente nos arrepentimos.
           
            Las emociones son la cosa más natural en un ser humano bien constituido y sano, tristeza, felicidad, sorpresa, asco, miedo e ira son consideradas emociones primarias y de las cuales surge toda la gama de la manifestación emocional que poseemos.

            Lo que no es de ninguna manera natural es estar a total merced de las mismas, las emociones son un regulador y sistema de guía para ayudarnos a saber cuándo las cosas no están bien, cuando algo no encaja, nuestro cuerpo nos indica que algo no funciona y debemos ponerle atención. Es lo que, en conjunto con la mente instintiva, constituye la Intuición.

           
¿POR QUÉ CONTROLAR LAS EMOCIONES?

            Porque es necesario, porque si quieres ALCANZAR EL ÉXITO  y lograr tus objetivos debes tener un total dominio sobre tu ser, lograr la maestría del estar consciente de Ser.

            Para nadie es agradable el sentir el temor o angustia característico previo a un examen o entrevista, perder el control y tener que ofrecer disculpas después, ser presa del nerviosismo y sentir que las rodillas tiemblan, ponerte sudoroso o que se te suban los colores al rostro.

            Tener un enfoque claro y firme hacia  tu objetivo te obliga a tener el dominio de aquello que sientes, controlar tus emociones te ayudará a mantener el balance cuando las cosas parezcan desequilibrarse, te será de utilidad para ejercer tu voluntad y actuar a pesar de las incomodidades cuando tengas que realizar alguna tarea que te sea desagradable pero que sea esencial para tu superación y desarrollo personal.

            El control de las emociones no es una actividad o ejercicio que esté dentro de las esferas de lo místico y religioso. La meditación y los ejercicios de respiración, por ejemplo, son técnicas y herramientas útiles para enseñarnos a obtener el dominio sobre nuestro cuerpo y convertirlo en una herramienta y medio para conquistar nuestras metas.

            La gente suele decir que controlar las emociones es muy complicado o casi imposible, que sería despojarnos de aquello que nos caracteriza y nos hace “humanos”. La cuestión es que todos de alguna u otra manera hemos aprendido a controlar las emociones cuando nos fue útil, necesario o conveniente. Cuando tuviste que mantener un trabajo y no podías responder los malos tratos de un jefe, cuando querías un permiso y tenías que ceder a los condicionamientos de tus padres, cuando quisiste solucionar un problema con algún ser querido y te viste en la necesidad de hacer concesiones.

            No es que no sepamos controlar nuestras emociones tanto cómo el hecho de que debemos tener el estímulo correcto para decidir hacerlo. Piénsalo un poco y después coméntame qué opinas. Más adelante estaré posteando algunos artículos con tips para ayudarte a manejar y controlar tu mente emocional.

            Recuerda:
           
            “Somos los amos de las cosas cuando las emociones nos responden”. Antoine De Saint Exupery.

             
¿Tienes el control? ¡Hasta mañana!


Escrito por: Tonathiu Estrada
Sábado, 02 de marzo del 2013
Guanajuato Capital, México

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Deja tus comentarios, saber lo que piensas es muy importante para mejorar continuamente.