martes, 2 de abril de 2013

ARRIESGARSE

¡ ARRIÉSGATE!


            ¡Si, si, lo sé! está trillado el decir que “EL QUE NO ARRIESGA NO GANA”, sin embargo, pocas cosas tan ciertas como eso. Arriesgarse es la condición misma de la vida.

            A cada paso que damos arriesgamos, con cada riesgo viene una decisión y, con cada decisión, miles de decisiones más que nos esperan por delante.

            Vivimos en un cruce de caminos constante, de pronto nos encontramos en el centro de varias opciones, caminos que elegir y debemos optar por uno sólo. No hay más, debemos saber reconocer y aceptar que el tomar un camino implica dejar muchos otros, y que una vez tomada nuestra decisión hemos de andar con paso firme.

            Es posible que el camino que elijamos nos lleve al triunfo, esa es la idea, alcanzar la felicidad y el éxito, haciendo aquello que embriaga y ensancha el corazón. La pasión y el Amor han de ser la brújula que guíe nuestros pasos por el mejor camino y transitemos con paz y alegría en este maravilloso viaje que es la vida.

            Somos humanos, no nacemos con un instructivo para la vida y ten la seguridad de que te has de equivocar, fallarás sin duda muchas veces, tomarás decisiones equivocadas, escogerás caminos que te lleven a la desdicha, pero nunca, léelo bien, nunca ningún camino habrá sido una pérdida pues todo cuanto sea experiencia habrá sido para tu crecimiento y eso, en sí mismo, ya es un logro.
           
            La vida es fluida, armónica, busca siempre restablecer el equilibrio y eso nos da la oportunidad siempre de rectificar, si en algún punto te das cuenta de que el camino que sigues no era para ti ¡abandónalo, cambia la ruta y no mires atrás!... aun te esperan muchas más decisiones por tomar.

            ¡Arriésgate! Vive a plenitud y con la consciencia de que luchaste por tus sueños, buscaste tu ideal, te esforzaste por conquistar tus objetivos. Aquellos que no arriesgan no viven realmente, resguardados por la seguridad de su zona de confort son vividos plácidamente por la vida pero sin la pasión y la alegría de quien se lanza al descubrimiento de su zonza de aprendizaje y la zona de los grandes logros.

            El miedo puede llegar a ser paralizante, la incertidumbre, lo desconocido siempre es oscuro y aterrador hasta que te acostumbras a ello y entonces se vuelve conocido, ampliando tu Ser, expandiéndote a ti mismo.

            Siempre volveré a este mismo punto, debes hacer una pausa, observarte, mirar al interior y definir en dónde estás parado, qué estás haciendo de tu vida, ¿eres feliz?, ¿estás  haciendo lo que te llena de felicidad?

            Es muy importante que lo pienses y te convenzas a ti mismo, se trata de tu vida y de tu felicidad. El tiempo y la vida no nos son eternos, que no te pasen los años y un día te encuentres lamentando todo lo que dejaste de hacer por no haber arriesgado.

            Arriesgar pude resultar más sencillo para unos que para otros, pero siempre será necesario. ¿Te imaginas qué pasaría si los corredores de Bolsa tuvieran miedo del riesgo? Obtendrían poca o ninguna ganancia.

            Así la vida misma implica riesgos, riesgos que con el paso de los años y la experiencia adquirida se vuelven riesgos calculados, obtienes pericia y tus decisiones son más acertadas basadas en lo que ya has vivido… pero al final siempre serán riesgos.

            Depende de ti, mi querido amigo y lector, el hacer de tu vida un viaje tranquilo, seguro, contentándote con lo que la vida te vaya dando o vivir un “safari” de aventuras, carcajadas y sobresaltos que te hagan vibrar, sonreír y dejarte con la satisfacción de que, a pesar de lo vivido, todos los riesgos, la vida misma, valieron la pena.

            Recuerda:

            “Toda persona debe decidir una vez en su vida si se lanza a triunfar, arriesgándolo todo, o si se sienta a ver el paso de los triunfadores”. Thomas Alva Edison (1847-1931) Físico e inventor estadounidense.


¿Te vas a quedar mirando? ¡Hasta mañana!


Escrito por: Tonathiu Estrada
Martes, 2 de abril del 2013
Guanajuato Capital, México

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Deja tus comentarios, saber lo que piensas es muy importante para mejorar continuamente.