jueves, 22 de agosto de 2013

LAS COSAS VAN A SALIR MAL



            ¡Saludos amigos y lectores míos! Espero que estés teniendo una excelente tarde y disfrutando de cualquiera que sea la actividad que te encuentres realizando.

            Mantener una actitud positiva es esencial cuando hablamos de superación y desarrollo personal; alcanzar el éxito es una tarea que, cómo hemos dicho, no es difícil siempre y cuando se sigan las leyes que por mucho tiempo miles de personas han comprobado a lo largo de la historia.

            Una de estas leyes es: MANTENER UNA ACTITUD POSITIVA.

            Mantenerse positivo y optimista es una tarea que no resulta fácil pero tampoco imposible, la verdad de las cosas es que todo depende de la forma en que percibimos el mundo y cuál es la condición general de nuestro “mundo interior”.

            Generalmente vivimos reaccionando  a las circunstancias más que actuando en referencia a las mismas; son las condiciones externas las que suelen determinar las cualidades de nuestro mundo interior y no éste el que determina cómo es que vemos y afrontamos al mundo.

            Si algo no sale como lo esperábamos, nos contrariamos; si el clima no nos favorece, nos ponemos de mal humor; si se nos hizo tarde por alguna razón; nos irritamos y cargamos contra quien tenga la mala fortuna de cruzarse en nuestro camino; si estamos cansados, nos ponemos hostiles y respondemos de mala gana y hasta de manera grosera.

            Todos lo hemos vivido y todos hemos atravesado por lo mismo, sea o no tu culpa, lo quieras o no, te parezca o no, te guste o no: algunas cosas van a salir mal.

 La cuestión es entonces: ¿cómo mantenerse positivo cuando las cosas salen mal? Y la respuesta es maravillosamente sencilla.

ENFÓCATE EN LO POSITIVO

Aprende a desarrollar la “visión de lo bondad” y un valor que siempre te ayudará a transitar la adversidad con mayor fortaleza: LA GRATITUD. Son las cualidades y virtudes que llevas en tu interior las que colorean el mundo en que vives. Si sólo cargas emociones negativas será difícil que logres superar la adversidad y alcanzar tus objetivos.

Cuando algo se salga de control y vaya en contra de aquello que deseabas o pretendías, respira profundo, toma una pausa y piensa que pudo haber sido peor. Reflexiona y busca tú mismo los ejemplos, a cualquier circunstancia que te agobie imagina cual sería el peor de los escenarios, alégrate y agradece por que no es así.
           
Como dice una persona muy querida: “Pudo ser peor”, y de verdad, cuando comparas los escenarios de las circunstancias de tu vida no te queda más que agradecer y valorar todo lo bueno que posees.

            Recuerda:

“Estando todo perdido aún respiras y te tienes a ti mismo”.
           
¿Te molesta algo? ¡Hasta mañana!

Escrito por: Tonathiu Estrada
Jueves, 22 de agosto del 2013

León, Guanajuato, México

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Deja tus comentarios, saber lo que piensas es muy importante para mejorar continuamente.