sábado, 24 de agosto de 2013

LIDERAZGO – “AUTOLIDERAZGO”

SE TU PROPIO LÍDER

            Cuando hablamos de liderazgo solemos inmediatamente asociar la palabra con una persona a la cual reconocemos como líder. El líder es una persona que de manera natural es capaz de influir y dirigir a un grupo de personas, haciéndolos trabajar en conjunto, para que alcancen de manera exitosa un objetivo en común, haciendo uso eficiente de los recursos, generando y manteniendo  el más alto nivel de motivación entre los miembros del equipo”.

            Los líderes son personas que solemos ver a la distancia, las reconocemos por sus cualidades, carisma y su capacidad de mover a otras personas para lograr metas y objetivos.

            Ya veíamos en el post sobre liderazgo que, en algún punto de nuestra vida, todos hemos de ser líderes si es que queremos alcanzar el éxito en la actividad que nos desempeñamos.

            El liderazgo es una cualidad que siempre es asociada con el hecho de mover gentes, de lograr objetivos comunes contando con un equipo de trabajo, mover masas y siempre bajo la dirección de una sola persona, el líder, obviamente.

            Las cualidades del líder suelen saltar a la vista, su dinamismo, entusiasmo, carisma, don de gentes, responsabilidad, capacidad de acción, entre otras, son cualidades que atraen, motivan y permiten a las personas desarrollar la confianza que los han de llevar a someter su voluntad, de manera temporal, a la voluntad del mismo.

            Más allá de convertirse en líder y desarrollar el don del liderazgo existe algo que todos hemos de desarrollar independientemente de nuestros objetivos y que es muchísimo más complejo: el AUTOLIDERAZGO.
                       
            Dirigir a otras personas suele ser una tarea más o menos sencilla; ganar la confianza de otros y desarrollar actitudes o cualidades hacia el exterior no suele ser complicado para muchos, logrando colocarse rápidamente en la posición de líderes.

            Sin embargo, cuando se trata del propio dominio estamos en un terreno completamente distinto, someterse a sí mismo al ejercicio consciente de la voluntad es una tarea sumamente compleja, pues la tendencia es el ceder a los propios apetitos y deseos.

            El Autoliderzago es el proceso de construir nuestra propia persona, es esculpir el mármol de nuestro propio ser y edificarnos a nosotros mismo para llegar a convertirnos en seres humanos íntegros, completos.

            El Autoliderazgo es la cualidad de saber aquello que queremos y trabajar de manera consciente y determinada para obtenerlo. Para ejercer un Autoliderazgo efectivo es necesario que nos enfoquemos en varios aspectos, entre los cuales podemos destacar:

  • Autoestima. Quiérete, ámate y respétate por encima de todo y de todos, el Amor es el motor del mundo y si te amas te moverás, ¡Créemelo!
  • Autodisciplina. Ejercita tu voluntad, fíjate objetivos escalonados y cúmplelos, de menor a mayor “dificultad” y sorpréndete con los resultados.
  • Controlar las emociones. Obtén el dominio sobre ti mismo, dominarse es fundamental para afrontar las circunstancias adversas y saber tomar decisiones adecuadas en cualquier momento.
  • Autoconfianza. Si no confías en ti mismo no podrás llegar muy lejos en el camino para alcanzar el éxito ni podrás hacer que otros confíen en ti.
  • Fuerza de Voluntad. Quizás este punto enmarque todos los anteriores; ejercer el dominio de tu poder interior en realizar tus metas y objetivos es la premisa fundamental para convertir tus sueños en realidad.


Conviértete en tu propio líder, síguete a ti mismo, se tu propio acicate y prepárate para emprender el vuelo hacia las altas cumbres del éxito.

Recuerda:

      “¿Quieres tener un gran imperio? Impera sobre ti mismo”. Publio Siro

¿A quién sigues? ¡Disfruta tu día!

Escrito por: Tonathiu Estrada
Sábado, 24 de agosto del 2013
León, Guanajuato, México

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Deja tus comentarios, saber lo que piensas es muy importante para mejorar continuamente.