viernes, 30 de agosto de 2013

PEQUEÑAS ACCIONES = GRANDES CAMBIOS

PEQUEÑAS ACCIONES PARA GRANDES CAMBIOS


            Ejercer grandes y significativos cambios en nuestras rutinas, costumbres y forma de vida suele ser complicado, la inercia y el hábito son fuerzas poderosas que son capaces de mantenernos anclados a condiciones que muy bien pueden estar en contra de los objetivos que nos hemos propuesto.

            Cuando tomamos la decisión de emprender el camino de la superación y desarrollo personal debemos de tener bien definido el plan de acción que hemos de seguir y apegarnos a él con disciplina y determinación.

            Para comenzar a ver cambios en nuestra forma de vida y experimentar la dicha de ver nuestros sueños aproximarse a la realidad es necesario que nos dediquemos con diligencia a ejercer todos aquellos cambios que han de llevarnos a adquirir nuevos y mejores hábitos.

            Combatir los enemigos del éxito es una tarea de todos los días, segundo a segundo, es una lucha contra ti mismo pues eres tu quien ha de modificar por completo su inventario y crear uno nuevo con mejores y más grandes ideas, conceptos, pensamientos y creencias.

            Debes de cortar de raíz con todo aquel impulso que sea contrario a las metas que te has propuesto y no cejar en el esfuerzo de renovarte a ti mismo. Hacer los a justes y cambios necesarios no es tarea fácil pero tampoco es imposible.

            Todos quisiéramos poder cambiar nuestra vida de un momento a otro pero terminamos sorprendiéndonos cayendo en los mismos y recurrentes hábitos y malas costumbres. Quizás para algunas personas sea más sencillo el hacer grandes cambios de un momento a otro pero no para todos es así

Afortunadamente para aquellos que requieren más tiempo en la incorporación de nuevas formas de conducta existe un método y una solución para romper de una vez por todas con esta inercia.

            El truco consiste en hacer pequeños cambios en esos aspectos de tu vida que deseas cambiar y mejorar, así por ejemplo si lo que buscas es madrugar  pero te es difícil levantarte temprano deberás comenzar por levantarte media hora antes de lo acostumbrado, pasar un tiempo de ajuste y entonces aumentar media hora más hasta lograr despertarte a la hora que consideres la más adecuada para tus fines.             

            Si lo que más deseas es mejorar tu salud y forma física no iniciarás una rutina extrema de 40 minutos sino que quizás puedas optar por empezar un programa de acondicionamiento preparatorio de 10 o 15 minutos hasta que seas capaz de mantener un ritmo mayor.
           
            Si lo que pretendes es mejorar tu economía familiar deberás modificar paulatinamente tus hábitos de gasto y consumo hasta que puedas ver un excedente en tu efectivo y puedas destinar ese dinero para ahorro o inversión.

            Lo importante es que nunca debes despreciar el poder de lo pequeño, recuerda que una gota cayendo de manera firme y constante es capaz de horadar la roca más dura, de igual modo, comenzar por hacer pequeños pero constantes y firmes cambios generará a la larga grandes y evidentes cambios en tu forma de vida.

            Recuerda:    

 “Si añades un poco a lo poco y lo haces así con frecuencia, pronto llegará a ser mucho”. Hesíodo, Poeta griego.


¿Qué quieres cambiar hoy?

Escrito por: Tonathiu Estrada
Viernes, 30 de agosto del 2013
León, Guanajuato, México

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Deja tus comentarios, saber lo que piensas es muy importante para mejorar continuamente.