miércoles, 26 de febrero de 2014

ACEPTACIÓN



            ¡Saludos mis queridos amigos y lectores! Hoy te quiero hablar un poquito de un tema esencial en nuestro camino para alcanzar el éxito y que está íntimamente relacionado con el estado que se conoce como Paz Interior.

            En el mundo existen gran cantidad de cosas que escapan a nuestro control y que no podemos cambiar; todos los días estamos expuestos a personas y circunstancias que ponen a prueba nuestro carácter, nuestra convicción y la serenidad de nuestro corazón.

            Digo que la paz interior está relacionada con alcanzar el éxito pues cuando ella está presente hay armonía, alegría, equilibrio y dominio sobre nuestro propio Ser y cuando estos elementos están presentes podemos fluir con naturalidad, desenvolvernos con soltura y enfoque, fluimos y somos uno con las circunstancias.

Cuando existe agitación y turbulencia en nosotros el caos se apodera de todo cuanto tocamos, y debes recordar que el mundo no es más que el reflejo de lo que llevamos por dentro. El mundo entero reacciona y refleja aquello que tú vas esparciendo, cosechas lo que vas sembrando.

He mencionado anteriormente que uno debe de estar constantemente inconforme con la vida, generar incluso esa sensación de inconformidad, pero no de una manera negativa que lleve a estarse quejando por todo cuanto nos ocurre sino como un sentimiento y excitación por siempre querer mejorar, ir por más, y salir de cualquiera que sea la situación que en determinado momento nos pudiera estar limitando.

El gran riesgo con esta actitud es que en nuestro afán por querer alcanzar cumbres más altas, ya sea para nosotros mismo o impulsados por un deseo de ayudar a los demás, podemos llegar a confundirnos y enfrascarnos en luchas vanas contra circunstancias ante las cuales no tenemos poder alguno y ante las cuales sólo nos queda aceptarlas tal cual son.

Quiero que seas muy cuidadoso y reflexiones bien esta cualidad pues los seres humanos atravesamos por episodios de mucha fragilidad y volatilidad emocional que nos llevan a confundirnos y aceptar circunstancias sólo porque no tenemos el valor de reconocerlas y la fuerza y coraje para luchar en contra de ellas.

Ten bien presente que lo único sobre lo que puedes llegar a tener el dominio y control es sobre ti mismo, que en la medida en que te esfuerces por cambiarte a ti mismo es que comenzarás a percibir un cambio en tus circunstancias.

La ACEPTACIÓN es importante para que aprendas a fluir con armonía y comprendas que todo tiene un proceso y que puede transcurrir un tiempo antes de que puedas ver manifestado en el mundo el resultado de tus esfuerzos. Es importante para que aprendas y comprendas que habrá circunstancias que no podrás modificar pero esto no significa que las tengas que aceptar o mantenerte sujeto a ellas.

Cuando comiences a cambiar y sintonizarte con una forma de pensamiento más alta, plena, exitosa y libre, podrás evidenciar que si bien no eres capaz de modificar muchas cosas siempre estarás en posibilidad de elegir caminos distintos y encaminarte hacia nuevas rutas que te acerquen a tu felicidad.

Aceptar esto es permitir que surja en tu interior la paz en contra de la frustración, miedo y ansiedad que provoca el estar inmerso en circunstancias que te oprimen.

Acepta que hay cosas sobre las que no tienes control pero no aceptes el permanecer estático y verte sometido a condiciones que te reduzcan y te conviertan en una pálida sombra cuando tu derecho y destino real es brillar y convertirte en un Ser luminoso, exitoso, pleno y feliz.

            Así como el primero paso para solucionar algún problema es aceptar que existe uno, en la medida que aceptes tus circunstancias estarás en posibilidad de generar un cambio.

Recuerda lo que dice la oración, debemos tener serenidad para aceptar las cosas que no podemos cambiar, valor para cambiar las que podemos y sabiduría para reconocer la diferencia.

¡Aprende la diferencia entre aceptación y sometimiento!

Escrito por: Tonathiu Estrada
Miércoles, 26 de febrero del 2014
León, Guanajuato, México

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Deja tus comentarios, saber lo que piensas es muy importante para mejorar continuamente.