jueves, 29 de noviembre de 2012

“EL CUENTO DE LOS DOS CUYOS”





   Muy buenas noches mis es estimados amigos y lectores, en vista de que la causa de fuerza mayor aun persiste, ¡y quizás lo haga hasta el día de mañana!, el día de hoy les voy a compartir un cuentito que me gusto muchísimo y que trata de dos “cuyos”, si no saben que son busquen en le maravilloso Google y verán estos animalitos pequeñitos y regordetes.


Pues teníamos a dos cuyos que andaban por el campo cuando, por accidente cayeron en una zanja tan profunda que por más intentos que hacían por salir de ella no lo lograban, saltaban con todas sus fuerza, intentaban escalar pero perdían fuerzas o la pared de la zanja era muy resbalosa y caían hasta el fondo; daban de gritos pidiendo ayuda pero nadie los socorría. Fueron tantos su gritos que llamaron la atención de otros cuyos que pasaban por ahí y estos fueron a ver que sucedía, al ver a los cuyos ahí en el fondo de la zanja, ¡los dieron por muertos! Un cuyo es gordo y de patas cortas, no puede dar saltos o escalar con facilidad una pared tan escarpada, un cuyo jamás sería capaz de lograr meta semejante.

Los cuyos “libres “comenzaron a gritar a los pobres que estaban atrapados que no lo intentaran, que seria demasiado el esfuerzo y de igual manera acabarían muertos de cansancio, era mejor resignarse y dejarse morir en esas circunstancias. Los cuyos estaban decididos a salir y entre más fuertes eran los gritos y más exaltados estaban los cuyos “libres” con más determinación intentaban salir, poco a poco, escalando la pared de la zanja. Resbalaban una, dos, tres… 20 veces pero ellos lo seguían intentando pues la misma vida les iba en ello.

Así se prolongo la lucha, hasta que, eventualmente uno de los cuyos se rindió, dejó de luchar, exhausto y sin más fuerzas ni ánimos para seguir adelante DECIDIÓ ACEPTAR QUE UN CUYO JAMÁS PODRÍA LOGRA UNA META ASÍ Y ¡MURIÓ!

Caso contrario el del otro cuyo, quien ENTRE MÁS VEÍA LA EXALTACIÓN Y GRITOS DE SUS SEMEJANTES CON MÁS ENTUSIASMO EMPRENDÍA EL ASCENSO, CON MAYOR DETERMINACIÓN Y CORAJE LO INTENTABA UNA Y OTRA VEZ, APRENDIENDO POR DÓNDE NO SUBIR, CONOCIENDO POCO A POCO EL TERRENO HASTA QUE LOGRÓ COMENZAR A MANTENERSE FIRME SOBRE LA PARED DE LA ZANJA.  Con determinación y confianza en si mismo escaló la zanja hasta lograr salir.

 Los cuyos estaban completamente sorprendidos ¿cómo era posible que un cuyo saliera de semejante embrollo?, no lo podían creer y, ya para culminar, su desazón fue total cuando descubrieron que el cuyo ¡ERA SORDO!

Este pequeño cuento tiene dos aspectos que quiero recalcar:

1.    En cualquier empresa que uno decida llevar a cabo siempre será importante el contar con gente que nos apoye, nos motive, nos anime a superarnos y desarrollarnos, nos de valor Y NOS EMPUJE A LA CONSECUCIÓN DE AQUELLO QUE ES NUESTRA VISIÓN DEL ÉXITO.

2.    Ante la critica, la mala vibra, las palabras de desanimo, la falta de fe que otros puedan tener hacía nuestros objetivos, ante cualquier intento por hacernos desfallecer, claudicar o darnos por vencidos siempre, siempre habrá que hacer “oídos sordos”. La mayoría de las personas siempre están dispuestas a dar su opinión, a dar un consejo, listas para destruir los sueños ajenos cuando ellos mismos no fueron capaces ni tuvieron el valor ni coraje de lanzarse a la aventura de la conquista de los suyos.

Amigos míos, me despido de ustedes enviándoles un muy fuerte y cordial abrazo; espero en verdad que este pequeño cuento les SIRVA DE REFLEXIÓN Y SE PREGUNTEN A SI MISMOS SI ESTÁN RODEADOS DE LA GENTE ADECUADA Y DE QUÉ MANERA ESTÁN MANEJANDO LA CRITICA HACIA SUS METAS.

NO OLVIDEN DAR CLIC EN “ME GUSTA” Y SUSCRIBIRSE A LA PÁGINA ASÍ COMO SEGUIR LAS REFLEXIONES QUE DIARIAMENTE SUBO A TWITTER. ¡Hasta mañana!


Escrito por: Tonathiu Estrada
Jueves, 29 de noviembre del 2012
Guanajuato Capital, México

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Deja tus comentarios, saber lo que piensas es muy importante para mejorar continuamente.