martes, 26 de marzo de 2013

CUANDO TODO COLAPSA



 
¡TE TIENES A TI MISMO!
            
          De vez en cuando, mis queridos amigos y lectores, ocurre que todo se derrumba. Aquello que parecía tan sólido y duradero de pronto se colapsa y se viene por los suelos. La seguridad que pudimos haber sentido desaparece y nos quedamos de pronto sin guía ni sostén.

            La soledad asalta al corazón, la razón se desmorona cual mazapán y la oscuridad nos cubre con su manto denso e impenetrable. Es en esos momentos que nos pareciera que todo ha fallado, que nada tiene sentido, que nada vale ya el esfuerzo, el trabajo y el empeño.

            Pudiera parecer así pero aun en la noche más oscura, aun en medio de la tormenta más despiadada existe la esperanza de que el Sol saldrá y que la tormenta pasará.

            Aun cuando parezca que todo ha fallado y todo se ha perdido, aun te queda lo más grandioso, importante y maravilloso que pueda existir sobre la faz de este planeta.

            Aun te quedas a ti mismo, aun te queda el aliento de tu Alma, la fuerza de tus manos y la cadencia de tus pasos. Por encima de cualquier adversidad, por encima de cualquier problema, por encima de cualquier revés que la vida te pueda presentar, aun te tienes a ti mismo y tenerte a ti mismo es en verdad tenerlo aun todo por ganar.

            Cuentas aun con el maravilloso don de la vida y mientras esto sea así todas las posibilidades de triunfar están aún abiertas para ti. Puedes recomenzar, levantarte de donde sea que hayas caído, aprender de los errores que cometiste, rectificar el camino si es que te desviaste, hacer una pausa y ver en dónde estás parado para tomar aliento y distinguir, ahora, con claridad, serenidad y más sabiduría, tu próxima meta.

            Si, mis queridos amigos, no existe nada más fuerte ni más frágil a la vez que un corazón humano. Este se desgasta y se hiere con mucha facilidad, mas lo irónico de la vida es que entre más se hiere un corazón este no sólo se hace fuerte sino que se enternece, aprende, se expande… y florece.

            Lo que no te mata te fortalece y la adversidad, el fracaso y la pérdida tienen el poder de fortalecernos más que cualquier otra cosa. Ten bien presentes estas palabras pues cuando la vida nos pone a prueba es nuestra responsabilidad y deber salir avante con la frente en alto, sin culpar a los demás ni ocasionar daños a terceros.

            Cuando la vida nos pone a prueba es porque tenemos lecciones pendientes, cosas por aprender, sabiduría por obtener. No caigas en la enferma y rencorosa manía de culpar a las circunstancias, a los que te rodean o a la vida misma si es que las cosas de pronto no salen como lo planeaste o querías.

            Así es la vida, simple y llanamente, y lo que te resta es ponerte de pie, sanar tus raspones y seguir adelante hacia tu faro de guía, redoblar el esfuerzo y tener la clara consciencia de que no puedes andar por la vida sin un plan de acción, dejándote llevar, pero también sabiendo que la vida es un viaje de ida en el que debes disfrutar a plenitud el instante, tu hoy y ahora, pues si bien te has podido levantar de uno o varios tropiezos para seguir caminando, la vida no da garantías.

            Te dejo estás palabras que nos recuerdan que somos artífices de nuestro destino y que la decisión de hacernos felices o miserables radica solamente en nosotros mismos:

            “Deja ya de engañarte. Eres la causa de ti mismo, de tu tristeza, de tu necesidad, de tu dolor, de tu fracaso o de tus éxitos, alegría y paz”. Jorge Santamaría


¡Se tu dicha y tu paz! ¡Hasta mañana!

Escrito por: Tonathiu Estrada
Martes, 26 de marzo del 2013
Guanajuato Capital, México

4 comentarios:

  1. Me encanta tu mensaje, la vida es una carrera de obstáculos de diferentes dimensiones. De cada circunstancia, algo tenemos que aprender. Te felicito. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias por tus felicitaciones! Sigamos aprendiendo.

      Eliminar
    2. hola! acabo de dar contigo y leo todas esas palabras tan cargadas de razón y de conocimiento de causa, suena muy fácil, pero ¿lo es?, me refiero a si tú lo has hecho, estoy completamente consciente de que nadie es perfecto, pero ¿qué tan fácil es tomar la determinación de dejar lo que tienes y lanzarte por algo nuevo? por ejemplo; por lo que veo eres un hombre exitoso, felizmente casado, como tú mismo te describes, pero evaluando tu situación, y empatizando con ella, te pregunto: si algo marchara mal, ¿serías capaz de hacerlo tú mismo?

      Eliminar
    3. ¡Saludos, muchas gracias por tomarte el tiempo de comentar! ¿Qué si es fácil o difícil? tanto como uno lo quiera hacer; la vida nos pone a prueba de manera constante, nos da lecciones, nos da de garrotazos o nos acaricia con la suavidad del pétalo de una flor, sin embargo somos nosotros quienes, desde lo más profundo de nuestro Ser, decidimos si seguir en donde estamos o lanzarnos a la búsqueda de algo mejor. Cuando comencé con este hermoso proyecto tuve la firme convicción de que no hablaría de algo que yo mismo no hubiera experimentado o estuviera dispuesto a experimentar. Y, respondiendo a tu pregunta, no sólo lo he hecho sino que, llegado el momento, lo volvería a hacer; he arriesgado y he "perdido", he tropezado y me he vuelto a levantar. La vida es la búsqueda por Ser feliz, lo difícil no son las circunstancias, lo difícil es cambiar la perspectiva interior para mirar al mundo con certeza y claridad. Una vez cambiado el enfoque, todo resulta cada vez más liviano y fluido. Te invito a que sigas leyendo y verifiques por ti mismo a lo que me refiero, espero te guste lo que encuentres y si no, házmelo saber, para poder aprender.¡Que tengas un excelente día!

      Eliminar

Deja tus comentarios, saber lo que piensas es muy importante para mejorar continuamente.