martes, 20 de agosto de 2013

¿TE SIENTES “MAL”?



            ¡Bonito martes mí querido amigo y lector! ¿Te ha ocurrido que por alguna extraña razón sientes una desagradable sensación en tu pecho, una cierta angustia indefinible que te pone de mal humor, nervioso o ansioso?
           
            Con el tiempo he podido observar que la mayoría de las veces lo obvio se nos escapa y nos falla la razón y el sentido común. Aquello que debería resultar lo más sencillo del mundo se convierte en un verdadero embrollo y en una situación casi insuperable.

            El trajín cotidiano nos envuelve con sus múltiples actividades y exigencias, haciéndonos verter nuestra atención hacia el exterior y dejando por completo abandonado aquello que de verdad importa: nuestro estado interior.

            Ya compartí anteriormente contigo que poseemos un “sistema regulador” que nos indica cuando algo no está resultando bien y se enciende, como un foco de alerta, para indicarnos que hemos de hacer una pausa para observar nuestras condiciones de vida y poder ponderar aquello que vale la pena conservar, desechar o adquirir.

            Ese sentimiento de malestar no es más que ese sistema regulador que te está indicando que YA ES TIEMPO DE QUE PONGAS MANOS A LA OBRA y te dejes de posponer aquello que está justo al alcance de tu mano para hacerte feliz.

            ¿Te sientes mal porque no te gusta tu imagen? que esperas para iniciar un programa de acondicionamiento físico; ¿Te sientes mal porque no eres capaz de conseguir mejores oportunidades de empleo? capacítate, prepárate y estudia para que la “suerte” te favorezca; ¿Te sientes mal porque tu relación de pareja no es lo que deseabas? toma una terapia de pareja u opta por darte un tiempo a solas; ¿Te sientes mal porque el tiempo no te rinde y se te va “volando”? deja de procrastinar y comienza a hacer lo que debes; ¿Te sientas mal porque el dinero no te rinde? Cambia tus hábitos en materia de dinero y ve tu economía crecer.

            La cuestión fundamental es, amigos míos, que gran parte de nuestros males son la consecuencia de no realizar aquello que sabemos que ha de hacernos bien, felices y nos llevarán a alcanzar el éxito.

            Todos, de alguna manera, sabemos que hay ciertas cosas que si las ponemos en marcha han de dar los resultados que esperamos. Lamentablemente estamos tan cargados de malos hábitos, tan acostumbrados a nuestra zona de confort que nos resulta difícil romper con la inercia y emprender la carrera que nos ha de llevar a levantar el vuelo hacia los cielos de nuestros sueños cumplidos.

            No pongas más pretextos, deja la pereza, ponte en acción y toma ya la decisión de emprender el camino de la SUPERACIÓN Y DESARROLLO PERSONAL PARA ALCANZAR EL ÉXITO.

            Lo maravilloso y “mágico” de ejercer el dominio de tu voluntad es que, conforme más actúas, ésta más se fortalece por el hecho de ver como tus deseos se van convirtiendo en realidad. No es “magia” es acción y consecuencia.

            Recuerda:

“Actuar es fácil, pensar es difícil; actuar según se piensa es aún más difícil”. Goethe (1749-1832) Poeta y dramaturgo alemán.

¿Qué tan mal te sientes hoy? ¡Hasta mañana!

Escrito por: Tonathiu Estrada
Martes, 20 de agosto del 2013
León, Guanajuato, México

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Deja tus comentarios, saber lo que piensas es muy importante para mejorar continuamente.