miércoles, 13 de marzo de 2013

EL ÉXITO DEL FRACASO

¡DERRUMBA LOS MUROS DEL FRACASO!

            ¿Quién dijo que fracasar es malo, quien dice que la vida ha de ser una sucesión de triunfos y victorias, quien osa tan sólo pensar que siempre se ha de ganar?

            No, mis queridos amigos y lectores, la vida es una hermosa montaña rusa en la que hemos de batallar contra subidas fatigosas, cimas prolongadas y pendientes pavorosas, nuestro trabajo es prender a disfrutar del paseo y gozar de la vista, el aire fresco y cuando estemos en la cúspide, tratar de permanecer ahí hasta perder el miedo a las alturas para después saltar hacia un magnífico “plan de vuelo”.

            Te invito a que des un vistazo a estos videos y escuches como es que grandes hombres como Donald Trump, Will Smith, Michael Jordan y Arnold Shwarzenegger coinciden en que es precisamente debido a sus grandes y múltiples fracasos que aprendieron a ser exitosos, es a base del ensayo y del error que uno aprende de las vicisitudes de la vida, se sobrepone a la adversidad y encuentra nuevas y mejores maneras de afrontar los obstáculos que se presentan, ya sea para derribarlos o saltar sobre ellos y dejar de darse de lleno en la cabeza contra sus muros.
            
            Uno de los secreto para PERDER EL MIEDO A EMPRENDER es comprender que en algún punto has de sufrir alguna derrota, irremediablemente fracasarás pero habrá un momento en que hayas aprendido de todos estos “experimentos”, ten presente que cada paso que te atreves a dar, cada vez que luchas contra tus miedos y te abalanzas con furia sobre ellos para dominarlos estás ganando experiencia, confianza y autoestima, estas contrayendo las bases y los cimientos de una personalidad templada, firme y poderosamente enfocada al éxito.

            Cada vez que “pierdes”, en realidad estás ganando y aprendiendo una nueva forma en cómo no debes de hacer las cosas la próxima vez. Recuerda cómo es cuando uno aprende a caminar, cómo aprendiste a manejar, a patinar, a dominar el balón, a hablar en público, a ganar confianza en tu profesión, a realizar una cirugía o a ganar un juicio. Cada cosa que has aprendido te requirió de tiempo, esfuerzo, dedicación y muchos fracasos hasta que fuiste capaz de hacerlo cada vez mejor.

            Cuando caigas levántate, toma nota y sigue adelante, el Éxito es como la musculatura que debe ejercitarse todos los días con constancia, voluntad y dedicación para hacerla crecer y fortalecerla.

            Si te caes 7 veces, levántate 8, si te rechazan 3 veces inténtalo 5 más, si quieres de verdad lograrlo encontrarás la manera, si no siempre tendrás excusas. Todo depende de ti.

NO CULPES A NADIE POR TUS CIRCUNSTANCIAS, ¿QUIERES O NO QUIERES? ¡HAZLO!

            Recuerda:

                        “Sólo quien ha degustado el amargo sabor de la derrota está listo para saborear las mieles del Éxito” 


¿Te rindes ante el fracaso o aprendes de él? ¡Hasta mañana!


Escrito por: Tonathiu Estrada
Miércoles, 13 de marzo del 2013
Guanajuato Capital, México

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Deja tus comentarios, saber lo que piensas es muy importante para mejorar continuamente.