sábado, 9 de marzo de 2013

RAZONES PARA SONREÍR

¡SONRÍELE A LA VIDA!


             Estamos rodeados de malas noticias, circunstancias que ponen a prueba nuestra determinación y optimismo. Cada día somos sometidos a diferentes grados de presión que pueden llevarnos a perder el balance y la paz interior.

            Las necesidades apremiantes que debemos ver satisfechas, el pago de las rentas, colegios, alimentación, vestido, los créditos, el constante trato con gente que nos resulta non grata, conflictos con la pareja, la familia, etc., etc. Estas y muchas otras circunstancias o sucesos atentan directamente contra nuestra alegría y capacidad de sonreír.

            Cuando estamos siendo afectados por circunstancias que nos molestan o nos hacen desdichados, es imposible y lógico que en nuestro rostro no se pueda ni siquiera esbozar un intento de sonrisa. Cuando estás triste, estresado o molesto obviamente tu semblante expresará todo, menos alegría, felicidad y dicha.

            La cuestión mi queridos amigos y lectores es que todo cuanto acabo de mencionar no resulta más que un conjunto de pretextos y excusas para no dar el salto hacia establecimiento de la felicidad en nuestras vidas.

            Como seres dotados de la capacidad ejercer nuestra voluntad, estamos facultados para decidir en qué elementos o fenómenos del mundo que nos rodea queremos enfocar nuestra atención e intención. En nuestras manos tenemos el poder de elegir si centramos nuestra atención en la negatividad y preocuparnos, o enfocarnos en las soluciones y ocuparnos de todo cuanto de positivo hay en la vida.

            Si vivimos estresados, angustiados, desdichados, infelices, preocupados, y todos los “ados” negativos que se te puedan ocurrir, es solamente por nuestra culpa, por nuestra insistencia de enfocar nuestra atención en las circunstancias negativas en lugar de todo lo bueno, radiante, hermoso, gratificante, amoroso, divertido y placentero que la vida nos ofrece a “manos llenas”.

            Sé que las cosas pueden parecer oscuras y cargadas de negatividad, que los obstáculos y problemas parecieran ser infranqueables e irresolubles, pero esto no es así. Una cosa es cierta, las cosas no se resuelven por sí solas, cambian y se transforman pero si quieres obtener un resultado en específico, si deseas ver un resultado en particular, debes comenzar por establecer nuevas y diferentes respuestas a los eventos que se te presentan en la vida; recuerda la fórmula: EVENTO + RESPUESTA = RESULTADO.

            ¿Qué debes hacer entonces? lo obvio, enfocarte en lo positivo y sentirte súper dichoso y agradecido por todas las cosas buenas que la vida te brinda y que tienes la oportunidad de disfrutar en este tu momento presente, tu hoy y ahora.

            Respiras, ¡estás vivo! y mientras lo estés todo será posible, tienes salud, tienes un techo y un lecho que te abrigan y cubren por las noches y te guarecen del clima, tienes un plato de comida que compartir con tus seres queridos, un empleo, bueno o malo, que te permite solventar tus gastos y tener la oportunidad de seguir trabajando para que tus sueños se vean realizados. Tienes tus ojos para poder apreciar la belleza del mundo, tienes un corazón dotado de una fuerza divina para otorgar amor, perdón, compasión y expandirse de dicha para proyectarla en el mundo.

            Realmente si lo observas con atención, en tu vida encontrarás más razones para sonreír, sentirte agradecido y dichoso que para lo contrario.

TU TIENES EL PODER DE CAMBIAR LAS COSAS, DESHAZTE DEL MIEDO Y ATREVETE A LUCHAR POR UN MUNDO DE SONRISAS

           
            Aléjate de la mala vibra, proponte firmemente enfocarte en la alegría de la vida y generar un cambio por un mundo más feliz. ¿Que en el mundo hay mucho sufrimiento y desdicha? Sí, es cierto, pero quejarse y enfocarse en él no lo cambia, enfocarse en lo positivo y acrecentar su impacto si lo hace.

            Recuerda:

            “La sonrisa es una verdadera fuerza vital, la única capaz de mover lo inconmovible”. Orison Swett Marden (1850-1924) Escritor de libros de autoayuda.


¡Sonríele al mundo y el mundo te devolverá la sonrisa! ¡Hasta mañana!


Escrito por: Tonathiu Estrada
Sábado, 09 de marzo del 2013
Guanajuato Capital, México

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Deja tus comentarios, saber lo que piensas es muy importante para mejorar continuamente.