martes, 28 de enero de 2014

¿PROBLEMAS O DESAFÍOS?


 
¡La Vida Es Un desafío!


            La vida nos ofrece de manera constante obstáculos que interfieren con la consecución de nuestros objetivos, ya sean circunstancias, sucesos o personas, siempre existirá algo o alguien que entorpezca nuestro camino hacia el éxito.

            A estos obstáculos generalmente los llamamos “problemas” y solemos abordarlos con ánimo negativo, con actitud pesimista y derrotista. Cuando un problema se presenta perdemos la calma, nos angustiamos y la desazón hace presa de nosotros.

            La cuestión es que nos han enseñado desde pequeños a evadir este tipo de circunstancias o personas angustiantes, quizás no de manera expresa pero si al menos con los ejemplos de aquellos que sirvieron de modelo para conformar nuestro inventario.

La tendencia general es la de evadir la adversidad, darle la vuelta a las circunstancias que nos causan estrés o angustia, dejar para otro día el trabajo de sortear los obstáculos que se nos presentan, “hacerse de la vista gorda” por el temor de lo que pueda ocurrir al afrontar y tratar de vencer dichos obstáculos.

Como ya te lo he venido comentando, nuestro inventario es el que determina el carácter general con el que afrontamos, percibimos y definimos el mundo que nos rodea. Cuando hemos incorporado un bagaje mental lleno de negatividad, falta de confianza y baja autoestima todo lo que podemos esperar es que nuestra vida este llena de una sucesión de fracasos. El enfoque con que abordamos el mundo es lo que determina si fracasamos o alcanzamos el éxito.

En vista de lo anterior hoy quiero proponerte que cambies tu forma de ver las cosas y te decidas a darle un giro total a la forma en como afrontas los obstáculos que se te presentan en el día a día; en lugar de pensar en problemas PIENSA EN DESAFÍOS.

¿Por Qué Desafíos?

            Un desafío es una circunstancia que representa un RETO, es algo que pone a prueba nuestro carácter y nos estimula a cumplir un objetivo que se percibe como un beneficio.

            A diferencia del problema, el desafío se contempla como un objetivo o meta que debe ser superada para obtener algo que nos enriquecerá, hará crecer y ser mejores. Cuando nos enfrentamos a un reto nos sentimos motivados, sabemos que seremos sometidos a presión y que nuestras habilidades, aptitudes y recursos serán sometidos a prueba.

            El problema implica una situación incómoda que nos ocasiona un mal, el desafío es un reto que ha de cumplirse para obtener un bien. El enfoque que le demos a la adversidad, la actitud con qué le hagamos frente determinará si crecemos como seres humanos y expandimos nuestras capacidades para mejorar y Alcanzar El Éxito o permanecemos atados al temor, la angustia, la derrota… al Fracaso.

            Cambia la forma en como percibes al mundo, enfócate en lo positivo, cada circunstancia que se nos presenta, por complicada que sea, representa una oportunidad de aprendizaje y crecimiento. Con cada obstáculo que sorteamos nos enriquecemos como seres humanos, adquirimos experiencia y sabiduría que nos será de utilidad para tener una vida buen, plena, feliz, exitosa.

            No permitas que la negatividad y la dimensión de los obstáculos te paralice, entre más grande sea el reto mayor provecho obtendrás. Ten paciencia, determinación y control.  Tú tienes el poder de vencer cualquier obstáculo, de cumplir cualquier reto y alcanzar el éxito.

            Recuerda:
           
“Los problemas sólo son circunstancias que ponen a prueba nuestra determinación para alcanzar un objetivo” Tonathiu Estrada

           
¿Cuál es tu reto de hoy? ¡Te reto a Ser Feliz!

Escrito por: Tonathiu Estrada
Martes, 28 de enero del 2014
León, Guanajuato, México

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Deja tus comentarios, saber lo que piensas es muy importante para mejorar continuamente.