miércoles, 5 de febrero de 2014

10 COSAS QUE NO DEBES HACER EN EL TRABAJO

Actúa Profesionalmente

            Todos buscamos la superación y el desarrollo personal para alcanzar el éxito en la vida, cualquiera que éste sea para cada uno de nosotros. Sin importar cuál sea el campo de nuestra acción siempre existirán actitudes o acciones que no nos podemos permitir si queremos destacar, sobresalir del promedio y hacer que nuestro trabajo sea reconocido.

            Existen cosas que son tan obvias que repetirlas resulta aburrido o desagradable para muchas personas. Sin embargo, como he podido evidenciar en mi experiencia, la mayoría de las omisiones que cometemos las son precisamente por ser tan obvias.
           
A continuación te voy a enumerar algunas de las acciones que debes evitar en tu lugar de trabajo si quieres obtener el éxito en el mismo.

  1. Ser Impuntual. Tienes un horario establecido para el desempeño de tus labores. Seas empleado, auto empleado o  propietario de una empresa, tienes un horario asignado que debes respetar y durante el cual has de dar el máximo de tu potencial para que tu jornada de  trabajo resulte provechosa y exitosa. En algunos lugares se acostumbra manejar algunos minutos de tolerancia pero esto no significa que puedas disponer de ellos a tu antojo para cuando quieras levantarte más tarde. La puntualidad habla mucho de la capacidad que tiene una persona para hacerse responsable. ¿Qué dice de ti tu puntualidad?
  2. Parlotear. Aquí encaja perfectamente también el chismorreo; las personas siempre se toman su tiempo para platicar con los compañeros de trabajo, intercambiar opiniones sobre el partido de futbol, las novelas, la serie de moda, o simplemente cómo les fue en el fin de semana. Compartir y relajarse con los colegas no tiene nada de malo, es incluso necesario, abusar de ello sin embargo es lo que resulta nocivo para nuestra productividad. Desperdiciar valiosos minutos tratando de tomar impulso - o dándose valor - para iniciar las labores, representan pérdidas monetarias o clientes potenciales ¿Cuánto produces en tu día de trabajo?
  3. Abusar De Las Redes Sociales. Las redes sociales son el futuro de los negocios y el lugar donde millones de personas están alcanzando sus objetivos en materia de libertad financiera. El problema es que en la actualidad la mayoría de las personas las utiliza como una distracción y una lamentable pérdida de tiempo. El mexicano promedio con acceso a Internet gasta unas 4hr al día navegando por Internet haciendo nada. Tiempo que podría ser utilizado de manera efectiva para generar contenido de utilidad e impacto para el mundo o monetizando talentos que le puedan generar un ingreso pasivo y flujo constante de efectivo de manera automática. En el trabajo, las redes sociales son una herramienta que, si se sale de control, conlleva la disminución en la productividad del personal y pérdidas para los objetivos generales de cualquier empresa. ¿Haces un adecuado uso de las Redes Sociales?
  4. Suponer. Ante la duda es siempre mejor preguntar. Cuando recibas ordenes poco claras o imprecisas, ambiguas o contradictorias, asegúrate de qué es lo que vas a hacer. Quedar mal parado, hacer el ridículo o simplemente entregar algo que no fue lo que se te solicitó te traerá consecuencias tan indeseables como un despido. No cometas el error de preguntar al compañero por suponer que quizás él tiene la respuesta, acude a quién sea la fuente de la información y despeja todas tus dudas. ¡No “pienses”! Pregunta.
  5. Faltar Al Respeto. Las tendencias actuales en materia de recursos humanos y administración del personal apuntan a que las empresas con mayores índices de productividad e ingresos son aquellas que mantienen un ambiente relajado de cooperación, empatía y armonía entre sus empleados. Generar confianza y sentido de pertenencia puede significar la diferencia entre ganancias millonarias o la quiebra. La cuestión aquí, es que debes saber distinguir con tacto y sabiduría hasta donde puedes llegar al establecer relaciones con tus pares o tus superiores. Mantener la línea del respeto entre lo profesional, el compañerismo laboral y lo estrictamente íntimo te ayudará a mantener orden y control en tus relaciones de trabajo. ¿Alguna vez te has topado con alguna persona que trata de enterarse de todo, que  trata de inmiscuirse en tus asuntos personales? Lejos de resultar amable o hacernos sentir que se preocupa, puede significar el no volver a dirigirle la palabra; no seas tú ese tipo de persona.
  6. Dilapidar Recursos. En tu lugar de trabajo siempre tendrás al alcance recursos materiales de los cuales hacer uso para del desempeño de tus funciones: aparatos, papelería, telefonía, vehículos, etc. lo que debes tener bien en claro es que estos recursos no te pertenecen; están ahí para que los uses, la empresa o tu empleador no son tu papelería personal ni están a tu servicio para que obtengas aquello que necesitas. Si has tenido la experiencia de trabajar en algún lugar por varios periodos habrás podio ver la expresión de los superiores al solicitar las listas de materiales y ver que hay gente que no tiene ni un lápiz. Una persona que no hace uso eficiente de los recursos de la empresa representa pérdidas, y ninguna empresa quiere perder.
  7. Quejarse. El saber enfrentar desafíos, resolver problemas y mantener la calma en situaciones de presión son características que todo Buen líder valora en su equipo de trabajo. Ser parte de la solución y no del problema es lo que necesitas para tener la ventaja por encima de tus compañeros y destacarte en tu tarea de superarte a ti mismo para obtener mejores oportunidades de desarrollo en tu entorno laboral. Aquellos que siempre se están quejando suelen estar enfocados en lo negativo, menguando así su capacidad de ver posibles soluciones y disminuyendo de manera dramática la habilidad de ser creativo. ¿Eres de los que viven quejándose?
  8. Ser Desprolijo. Tu imagen personal es tu carta de presentación. No importa al lugar que vayas, se dice que debes de vestir como si estuvieras listo para la foto. Aprende a vestir de acuerdo a las circunstancias; en el trabajo mantén una imagen profesional y ad hoc con el entorno. Si trabajas en la obra no irás de traje y si trabajas en oficina no irás con bota industrial y mezclilla… ¿o sí? Por sobre todas las cosas Cuida Tu Higiene Personal, dúchate a diario, lávate los dientes después comer algo, usa desodorante, péinate. Una imagen dice más que mil palabras, ¿qué dice la tuya?
  9. Falta De Ética. Condúcete siempre de acuerdo a las normas, usos y costumbres del lugar donde te encuentres, siempre que estas no atenten contra tu integridad y convicción personal, si es así, lo mejor es retirarse de ese lugar. Habla siempre con la verdad y no te prestes a los chismorreos y murmuraciones, dicen bien que “cae más rápido un hablador que un cojo” y que “la verdad siempre sale a flote”. El Éxito se obtiene a base de trabajo, dedicación y talento, no con mentiras o jugarretas. Lo que fácil viene, fácil se va. ¿Tienes algún código de ética personal?
  10.  Ser Pasivo. No esperes a que te lo digan todo ni permanezcas estático cuando no sepas qué hacer. Pide indicaciones de qué es lo que te corresponde u ofrécete a ayudar a otros a realizar sus actividades. Involúcrate con discreción y respeto en las actividades de otros de tal manera que puedas aprender lo que otros hacen, eso te dará una ventaja al momento de los ascensos o promociones. Pregunta y empápate de lo que te rodea, toma la iniciativa. ¡Se Proactivo!


Pues bien, sé que hay muchas otras cosas que debes evitar en el trabajo pero estas diez pueden darte una idea de lo que debes evitar y ayudarte a posicionarte como una pieza clave en tu entorno laboral.

      Recuerda que todos debemos buscar hacer aquello que nos despierta pasión y entusiasmo, aquello que nos hace vibrar y nos da la motivación de levantarnos cada día con una sonrisa para luchar por conquistar nuestros sueños.

      Si de momento te encuentras sujeto  a un contrato de carácter personal, recuerda que la preparación es la mejor inversión. Aplica los conocimientos que vayas adquiriendo y pronto verás la libertad llegar a tu vida… en todos los sentidos.

Recuerda:

      “Una máquina puede hacer el trabajo de 50 hombres corrientes. Pero no existe ninguna máquina que pueda hacer el trabajo de un hombre extraordinario”. Elbert Hubbard

¿Por qué trabajas?

Escrito por: Tonathiu Estrada
Miércoles, 5 de febrero del 2014
León, Guanajuato, México

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Deja tus comentarios, saber lo que piensas es muy importante para mejorar continuamente.