sábado, 23 de febrero de 2013

APRENDE A RELAJARTE Y LÍBRATE DEL ESTRÉS




            ¡Saludos mis queridos amigos y lectores! Ya tiene algunos días que me hicieron la petición de escribir alguna técnica para poder lograr relajarse y librarse de las tensiones del día y ese endemoniado estrés cotidiano que tanto destruye, no sólo el ánimo sino también nuestro hermoso y maravilloso cuerpo.

            Pues bien, atendiendo a ese “llamado de auxilio” les traigo el día de hoy una técnica que aprendí cuando era apenas un adolescente y que a la fecha considero una de las más sencillas y poderosas.

            Esta debes realizarla de preferencia cuando ya estés recostado en tu cama dispuesto a dormir, te servirá para liberar toda la tensión, aflojar tu cuerpo, llenarte de Amor y buena energía y conseguir un sueño reparador. Es un ejercicio que lleva su tiempo pero sus efectos son increíbles.

            Más adelante les estaré compartiendo algunas otras técnicas para relajarse de manera más rápida cuando se encuentren en algunas de las siguientes situaciones: Un ambiente laboral estresante, una entrevista de trabajo, un examen, una cita o hablar en público.

EJERCICIO DE RELAJACIÓN PARA LIBERAR EL ESTRÉS.

1.    Toma un baño de agua fría o caliente según sea lo más reconfortante para ti, si tienes bañera mucho mejor; tomate tu tiempo.

2.    Vístete cómodamente y ponte alguna crema o aceite corporal que te sea de lo más agradable al tacto y olfato.

3.    Recuéstate boca arriba, con los brazo estirados a los costados y las palmas hacía arriba, de manera natural, a esta se le conoce como “postura del muerto”.

4.    Haz una serie de 7 respiraciones profundas, inhalando hasta llenar completamente tus pulmones, expandiendo tu abdomen para permitir que el diafragma se expanda y expulses todo el aire viciado dentro de ellos, exhala hasta vaciarte completamente. Sin tensiones, en cada ciclo de respiración te repites mentalmente: “Con cada respiración me siento más y más relajado”.

5.    Ahora comenzarás a enfocar tu atención en cada parte de tu cuerpo, partiendo desde los dedos de tus pies hasta finalizar en el cabello. Al hacer esto imaginarás que esa parte de tu cuerpo está completamente pesada, pegada a tu cama como si fueras un muñeco de trapo, la abrazarás mentalmente con toda tu intención amorosa y repetirás la siguiente oración: “Mis ______ están completamente relajados, los abrazo con todo mi amor y están perfectamente sanos”. Deberás mantener este pensamiento el tiempo de 3 respiraciones proyectando toda tu intención amorosa, sanadora, y pasas a la siguiente parte de tu cuerpo.

6.    Repetirás este ejercicio con cada parte de tu cuerpo en el siguiente orden:

·         Dedos de los pies.
·         Uñas de los pies.
·         Empeines.
·         Plantas y talón.
·         Tobillos.
·         Pantorrillas.
·         Espinillas.
·         Rodillas.
·         Muslos.
·         Corvas.
·         Genitales.
·         Cadera.
·         Nalgas.
·         Espalda baja.
·         Abdomen.
·         Pecho o plexo solar.
·         Espalda alta.
·         Hombros.
·         Cuello.
·         Parte trasera del cuello, hombros y trapecio (juntos por ser una de las zonas que más tensión acumulan).
·         Brazos.
·         Antebrazos.
·         Muñecas
·         Palmas.
·         Dorsos de las manos.
·         Dedos.
·         Uñas.
·         Mantón o barbilla.
·         Boca.
·         Mejillas.
·         Nariz.
·         Pómulos.
·         Orejas.
·         Parpados.
·         Ojos.
·         Cejas.
·         Frente.
·         Cuero cabelludo.
·         Cabello.
·         Órganos internos (Si sientes alguna tensión o dolencia en algún órgano en específico enfócate en él).

7.    Realiza 7 respiraciones más mientras repites mentalmente: “Todo mi cuerpo está completamente relajado, lleno de amor y  en perfecta salud”.

            En mi experiencia las personas suelen caer profundamente dormidas antes de haber terminado el ejercicio, lo cual es una buen señal, pues implica que tus niveles de estrés no son muy altos, si llegas al termino es que estas bastante tenso o vas muy rápido.

            Tómalo con calma, no tienes que ir a ningún lado, se trata precisamente de relajarte y librarte de toda tensión. Solemos estar tan condicionados y estresados por el tiempo que hasta estos ejercicios pueden convertirse en una carrera.

            Al principio serás acosado por toda clase de pequeñas incomodidades y distractores, comezón en la nariz, ganas de ir al baño, hambre, pensamientos inconexos. Ejerce tu voluntad y enfócate en el ejercicio.

            Ponlo en práctica y después platícame cómo te sentiste. Esto no es de un solo día, debes de hacerlo diario para obtener resultados palpables. Una vez que tengas esta técnica “dominada” podremos pasar a algunos otros ejercicios de proyección y enfoque de la intención para mejorar diversos aspectos de nuestra vida además del físico.

          Sigue el consejo de este hombre sabio:

            “Practiquen la meditación. Es algo fundamental. Una vez que se la disfruta, ya no se la puede abandonar, y los beneficios son inmediatos”. Dalai Lama


            ¡Que tengas un maravilloso fin de semana, cuídate, relájate, comparte con tus seres amados, agradece de corazón las dichas que tienes en tu vida, enfócate en la alegría y se feliz! ¡Hasta mañana!


Escrito por: Tonathiu Estrada
Sábado, 23 de febrero del 2013
Guanajuato Capital, México

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Deja tus comentarios, saber lo que piensas es muy importante para mejorar continuamente.